Momentos para hacer el cambio de aceite

De una buena lubricación dependerá que tu vehículo tenga una mayor vida útil porque se evitará el desgaste prematuro de sus piezas. Para conseguir los mejores repuestos del mercado, lo mejor será visitar el desguace volkswagen, porque allí encontrarás todos los repuestos que necesitas a los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, debes tener en consideración algunos puntos básicos cuando hablamos del cambio de aceite en tu coche para saber cuándo hacerlo. Así que, si quieres conocer más al respecto te invito a que sigas leyendo atentamente este post y te aseguro que no te vas a arrepentir.

¿Cuándo se debe hacer el cambio de aceite?

El cambio de aceite en tu vehículo debe hacerse en algunos momentos clave para que se pueda mantener un buen rendimiento. Para ello debes fijarte en lo siguiente:

Kilometraje

El kilometraje es fundamental cuando hablamos de hacer el cambio de aceite en tu vehículo, en especial porque debe hacerse entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros. Todo dependerá del año de fabricación y del modelo de tu vehículo.

En todo caso, debes asegurarte de revisar cuidadosamente el manual de funcionamiento del mismo para verificar cuándo hacerlo. También es importante considerar el tipo de lubricante usado en el motor, para que así puedas saber cuál es su durabilidad.

Nivel de aceite

Es aconsejable que estés verificando el nivel de aceite de tu vehículo por lo menos una vez cada mes para que sea el óptimo. Esto es una medida preventiva que te ayudará a detectar cualquier tipo de posibles fugas de aceite en tu vehículo.

Siempre será indispensable que el nivel de aceite sea el indicado por el fabricante porque un nivel muy bajo producirá fricción entre las piezas. Tampoco debes rellenar demasiado el motor con aceite, porque esto podría llevarte a que se arrastren partículas de sedimentos al interior del motor.

Cambio de filtros

Es fundamental que los filtros del aceite funcionen de forma correcta, en especial porque esto permitirá un correcto filtrado. Recuerda que, los filtros se encargan de atrapar las partículas de sedimentos que no deben llegar al motor porque causarían averías graves en el mismo.

Por este motivo, es fundamental hacer un cambio de los filtros por lo menos una vez cada 12.000 kilómetros. De esta forma, podrás mantener el funcionamiento óptimo en tu vehículo y así conseguirás el máximo rendimiento posible, puesto que tendrá la máxima durabilidad garantizando que tendrás un gran rendimiento.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.