¿Cuál es el uso que se le da al Ceftriaxona en el lyme?

La enfermedad del lyme a medida que va avanzando por ciertas etapas puede requerir tratamientos diferentes, el uso de la ceftriaxona para combatir la bacteria siendo uno de estos, además de que ayuda a combatir contra los patógenos que ha causado la enfermedad en el humano que la padece.

Entender y saber el uso que tiene este tipo de antibiótico en la enfermedad de la lyme es sobre lo que te educaremos, además de cuales otros detalles debes saber sobre él.

Ceftriaxona. Definición y otros detalles

La ceftriaxona forma parte del grupo de cefalosporinas, mismo que son parte de los betalactámicos que guardan parecido con la penicilina, demostrando su resistencia contra bacterias y las enzimas que estos presentan.

Siendo este antibiótico convincente y poderoso en el tratamiento contra diversas bacterias, actuando en el papel de “bactericida” operan en la inhibición de la pared celular bacteriana con un objetivo claro, la destrucción de la bacteria que causa la enfermedad del lyme.

Esta tiene una cierta clase acciones que son de amplio espectro para combatir las bacterias Gram Negativas y las Gram Positivas, siendo considerada como una equivalente a la cefotaxima.

Su uso en diversas enfermedades, tales como la gonorrea, meningitis, enfermedades pélvicas inflamatorias (todas causadas por infecciones que han sido provocadas por bacterias) dependerá de las otras siendo aplicadas.

Esta guarda un nivel de eficacidad igual al de la penicilina, lo que la hace una buena acompañante de esta, o en otros casos capaz de sustituirla si se sufre de alergias a la anterior.

Uso de la Ceftriaxona en el tratamiento de la enfermedad de lyme

Para el tratamiento de la enfermedad de lyme este tipo de antibiótico es empleado para las últimas etapas de la misma, dándose en el tratamiento lyme crónico debido a que las afecciones son más severas en el paciente.

Es frecuente que la ceftriaxona se combine con otros antibióticos, creando un “coctel de antibióticos” que será aplicado para el combatir de las más impías infecciones, mismas provocadas por las bacterias que causan la enfermedad de lyme.

En uso clínico la dosis recomendada es de 1g, debe adaptarse según la edad del paciente ya que en los más jóvenes puede ser complico, también debe tomarse en cuenta el peso y el estado en el que se encuentra la enfermedad.

Ahora bien, es posible que aun después de haber sido aplicado dicho tratamiento con este antibiótico la enfermedad no vaya a desaparecer, presentándose aun después de dicho tratamiento los síntomas por seis meses o más tiempo.

El empleo de los antibióticos para combatir enfermedades e infecciones es de los más comunes en la actualidad, muchas de ellas desaparecen después del primero y a otros le toma tiempo dejar al paciente.

Debido a esto se hace importante aplicar los antibióticos según el estado en el que se encuentre el paciente, para la enfermedad de lyme el uso de la ceftriaxona servirá para disminuir las molestias causadas en las últimas etapas, calmado los dolores e incomodidades que esta enfermedad puede causar.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.