Como cuidar los frenos de tu coche

En un vehículo la seguridad es fundamental, y el sistema de frenos es uno de los elementos más importantes de la seguridad de tu vehículo. A la hora de cambiarlos, lo mejor será visitar el taller mecánico de https://www.aurgi.com/, porque allí podrás disfrutar de los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, debes tener claro que existen diferentes cuidados que debes tener en cuenta para que los frenos de tu coche estén en buen estado. Por este motivo, hoy te he preparado este post, con la finalidad de que puedas saber cómo darles la mayor durabilidad posible.

Consejos para cuidar los frenos del coche

Mientras mejor cuides el sistema de frenos de tu vehículo, mayor durabilidad del mismo podrás tener. En todo caso, asegúrate de seguir estos consejos básicos:

No desgastes demasiado las pastillas

Es fundamental que las pastillas de frenado tengan suficiente goma para que no se produzca una fricción entre metal y metal con el disco de frenos. En todo caso, debes fijarte muy bien en que las pastillas se cambien cuando tengan aún un 30% de la goma de frenado.

Se pueden apurar un poco más, aunque no es aconsejable, pero si decides hacerlo no debes dejar que pasen por debajo de los 3mm de goma. Esto debido a que así evitarás que se produzcan daños al disco de frenos.

Realiza los mantenimientos periódicos

Es aconsejable que lleves el coche al taller mecánico por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para una revisión de los frenos. En estos mantenimientos se debe revisar el nivel de líquido de frenos que tenga el vehículo para que sea óptimo.

También se debe ajustar la distancia de frenado para evitar que se produzcan accidentes en las vías. Además, se pueden detectar cualquier tipo de fallos en tu vehículo, lo que hará que puedas evitar conducir con unos frenos en mal estado.

Evita el sobrecalentamiento

La goma de frenado puede estar expuesta al sobrecalentamiento, en especial cuando conduces por zonas donde hay muchas bajadas. Esto hace que utilices más tus frenos, y por consiguiente llevará a que se recalienten más de lo necesario.

Si esto llega a suceder, las pastillas de freno se irán cristalizando lo que hará que pierdan sus propiedades. Por lo tanto, para evitar este inconveniente y que no se reduzca la vida útil de las pastillas, lo mejor será que utilices el frenado del motor, para evitar cualquier tipo de inconvenientes que puedan surgir.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.