¿Una embolización de Arteria Prostática tiene consecuencias?

Es probable que la palabra “embolización “, te suene algo aterradora, pero no es así como tal, pues esta consiste en la aplicación de un líquido que reduce la irrigación sanguínea a un órgano del cuerpo humano.

El líquido inyectado, en realidad es una sustancia que bloquea el flujo de sangre, al aplicar este procedimiento en la glándula encargada de producir el líquido viscoso que facilita el movimiento de los espermatozoides llamada próstata, estamos en presencia de la embolización de arteria prostática

Obviamente este proceso, es necesario realizarlo por razones de salud y no por capricho. A continuación, vamos a darte motivos para que te realices una embolización y también te diremos sus consecuencias, para que sepas a qué atenerte.

Motivos para realizar una Embolización de Arteria Prostática

Actualmente, este procedimiento es un tema de vanguardia que es considerado en el tratamiento de reducción de la glándula prostática, la cual aumenta de tamaño a medida que el hombre avanza en edad y este crecimiento acelerado perturba otras funciones del sistema masculino, como la vejiga.

Al frenar el crecimiento de la próstata, las vías urinarias no se verán afectadas por la presión, y esto permitirá que la orina fluya libremente por la uretra y de esta forma no existirán problemas en la vejiga y los riñones.

Algo importante que se debe saber de la embolización de arteria prostática, es que su aplicación es viable si las lesiones son benignas, es decir no hay presencia de células cancerosas.

Consecuencias de este procedimiento

En realidad, este método no tiene consecuencias altamente peligrosas ni negativas, ya que los malestares que presenta la persona pueden ser representados en porcentajes realmente bajos.

Por lo general, la técnica de embolización genera: dolor, ardor, sangrado por la uretra, por el recto o por el semen, entre otros; y en caso de poder existir algún grado de gravedad, esta sería la retención urinaria.

Es una técnica realmente efectiva para lograr los objetivos deseados y tiene la ventaja de que los rechazos y la intolerancia son totalmente descartables.

Por otro lado, la fase de recuperación es más rápida comparada con la intervención quirúrgica y no se corre el riesgo de padecer disfunción eréctil, por lo que el individuo puede llevar una vida sexual completamente normal.

De manera tal que queda claro que la embolización de arteria prostática, es un proceso poco invasivo, beneficioso y muy efectivo para la solución de los problemas benignos relacionados con el aumento de la próstata.

Y la aplicación de la embolización de próstata es una técnica que puede ser aplicada por un profesional de la salud especializado por procedimiento ambulatorio y sin mayores riesgos.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.