¿Cómo tener una vida sexual sana?

Una vida sexual sana depende de muchos factores. La buena comunicación, poner un poco de imaginación, guardar o buscar un tiempo para el disfrute son algunos de los más importantes.

Pero hay otros factores como: el cansancio, la falta de comunicación, el aburrimiento y el stress  que atentan contra la intención de mantener una vida sexual sana.

Claves para una vida sexual sana

Te preguntarás que hacer para estimular la actividad sexual, evitar el aburrimiento y conseguir que sea más placentera. Existen varias recomendaciones que te ayudaran en esta tarea.

Comunicación

El factor primordial. Es fundamental mantener una excelente comunicación con tu pareja. Ambos deben conocer cuáles son las preferencias y las zonas de mayor placer, así como también las limitaciones que se puedan tener.

Una buena comunicación genera confianza y evita las barreras que puedan existir, ayudando a superar algunos tabúes por falta de experiencia.

Imaginación

Ayuda a combatir la rutina, que es uno de los peores enemigos de una vida sexual sana. Cambiar de escenarios, exploras nuevas experiencias, provocar a la pareja son actitudes que contribuyen en gran medida a una mayor satisfacción

Espontaneidad

Si solo esperas a acostarte para mantener una actividad sexual con tu pareja, pronto verás llegar el aburrimiento. Estimula su imaginación, sorpréndelo, busca el mejor momento o lugar.

Buscar tiempo para la intimidad

Muy parecido a la espontaneidad, no esperes solo el momento de irte a dormir. Separa un tiempo para el disfrute con tu pareja, programa una escapadita de fin de semana.

En el momento del baño, al despertar, todo es cuestión de buscar el mejor momento para el disfrute.

Tiempo adecuado para los preliminares

Usualmente la mujer necesita un poco más tiempo para lograr la máxima excitación. Se debe dedicar tiempo a los preliminares para garantizar el orgasmo.

Las caricias, los besos e incluso el uso de juguetes sexuales ayudan en el cumplimiento de esta tarea.

Mantener una actitud activa

Mantener una actitud de pasividad en ningún momento va a ayudar a mantener una buena vida sexual. No esperes que sea siempre tu pareja quien tome la iniciativa.

Ambos deben mantenerse activos, por supuesto respetando el hecho que en ocasiones la pareja no se sienta en condiciones, sin que eso sea causa de descontento.

Son consejos muy fáciles de seguir y que garantizan el disfrute de una vida sexual, sana, plena y feliz. Y si te sabes algún otro consejo, no dudes en comentárnoslo, podrías estarle salvando la noche a alguien.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.