¿Qué tipo de problemas tienen las calderas?

La temporada invernal está tocando la puerta y para ella nos preparamos con colchas, bufandas gruesas, calcetines gruesos y guantes cálidos que nos mantenga con una temperatura estable.

Para muchos, la temporada de frío es la mejor, pero hay otros que no opinan lo mismo y mucho menos cuando no cuentan con las condiciones optimas para mantenerse a salvo de las bajas temperaturas.

Las calderas son nuestras mejores amigas en estos tiempos, ya que son las que nos permiten estar calientes durante los largos meses de frío en los cuales no queremos despegarnos de la cama.

Por lo general, estas amigas son olvidadas el resto de los meses del año, y vamos que nadie piensa en ellas en pleno verano. Así que las olvidamos, y estas en muchas ocasiones comienzan a adquirir averías, y no es sino hasta los meses fríos que nos damos de cuenta.

Esto sin duda se convierte en un pesar para más de uno. Los problemas en las calderas pueden ser muy tediosos, así que lo mejor será contratar un servicio técnico de calderas Madrid.

En ocasiones creemos que podemos llegar a solucionar nosotros mismos este tipo de problemas, y puede que existan casos en los que sea cierto, sin embargo lo mejor será correr a manos expertas.

Los problemas más comunes presentados por las calderas son:

  • Presencia de humo: cuando las calderas llegan a este punto, puede que ya sea un problema grave. El monóxido de carbono debe evacuarse a través del conducto de salida y si se observa la presencia de humo, lo más probable es que no esté ocurriendo el ciclo correcto.

Este problema no es muy sencillo de solucionar, por lo que mejor será que se contacte a un servicio técnico experto en el área.

  • Continúas bajadas de presión: este puede que sea el problema más común por todas las calderas. Esto se genera una vez que el agua caliente desaparece o disminuye la temperatura justamente cuando se está disfrutando de una ducha.

Este tipo de problemas no es considerado como una avería como tal. Bastará hacer un pequeño ajuste. En este caso si podríamos solucionarlo por nuestros propios meritos.

  • Ruidos: los ruidos son muy comunes. Cuando esto sucede puede que sea una advertencia de que algo anda mal con la bomba.

Probablemente sea que una pieza se haya dañado y por eso está generando un sonido extraño.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.