Es posible mantener tu coche con piezas de segunda mano

Para todas aquellas personas que se consideran impacientes por naturaleza, vamos a decir desde este mismo instante que la respuesta es un sí rotundo. Sin embargo, con el objetivo de aclarar por encima de todo que los desguaces para piezas coches son mucho más de lo que nos podamos pensar en un primer momento, lo que vamos a hacer a continuación es ver las razones por las que pensamos que esto es así. Unos motivos que a buen seguro no dejará indiferentes a nadie.

En primer lugar tenemos que hablar del gran stock que tienen siempre estos lugares. Es muy extraño ver a un usuario acudir a un desguace y no encontrar lo que necesita. Y es que los desguaces no solo compran piezas de los coches que les llegan sino que tienen proveedores repartidos por toda la geografía española. Así que ya lo sabes, si crees que tu taller de confianza no va a ser capaz de dar con una pieza en concreto, lo mejor que puedes hacer es buscar en un desguace ya que puede darse la situación de que allí la encuentres.

A partir de aquí, como no podía ser de otro modo, tenemos que hablar del precio de estas piezas que tienen los desguaces. Estos precios son muy inferiores a los precios que tienen los fabricantes habituales. De hecho, y de manera aproximada, el descuento medio oscila entre el 45% con todo lo que ello supone. Y lo mejor de todo es que este ahorro no solo es en alguna pieza en concreto sino que lo vamos a poder encontrar en cualquier pieza que tenga dicho desguace desde las más sencillas hasta las más modernas para los coches que son de alta gama.

Para terminar tenemos que decir que los desguaces ofrecen una cosa que en muchos casos es determinantes para terminar por decidirnos por una alternativa u otra. Nos estamos refiriendo como no podía ser de otro modo a la garantía. ¿De verdad pensabas que un desguace no te iba a ofrecer una buena garantía? Pues te equivocabas. A pesar de que el repuesto que vayas a comprar, efectivamente, sea de segunda mano, estamos hablando de que por ley nos tienen que dar una garantía que cubra el posible mal funcionamiento de la pieza que acabamos de comprar. Algo que hace que tengamos la total certeza de que lo que hemos comprado cumple con los estándares de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *