¿COMPRAR PULSÓMETRO O PULSERA DE ACTIVIDAD?

Estos dispositivos están viviendo un auge enorme de ventas en los últimos años.

Es cierto que conforme la tendencia general del público es cada vez más hacia un estilo de vida saludable, mantenerse en forma haciendo ejercicio y vigilar la salud, estos aparatos estaban destinados a convertirse en objetivo de muchos compradores.

Existen dos grandes familias de productos, por un lado los pulsómetros y por otro las pulseras de actividad. Si bien tienen en común que ambos miden las pulsaciones de quien lo lleva puesto, el resto de funcionalidades son bien diferentes, por lo que en función del uso que le vayamos a destinar nos va a interesar decantarnos por uno u otro en la compra.

CUÁNDO ELEGIR UNA PULSERA DE ACTIVIDAD

Una pulsera de actividad es un dispositivo más sencillo, con unas funcionalidades referidas únicamente al seguimiento de la actividad diaria: pasos realizados, distancia, calorías, pisos subidos, pulsaciones, control del tiempo y calidad del sueño, etc.

Son modelos destinados a un público que no tiene unas grandes pretensiones en cuanto a los datos registrados y que no va a utilizarlo para la práctica del ejercicio físico.

Los precios de las pulseras de actividad suelen ser bastante menores que los de los pulsómetros y oscilan en un rango desde los 30 euros en modelos sencillos hasta los 200 euros de los últimos modelos aparecidos en el mercado.

 

CUÁNDO ELEGIR UN PULSÓMETRO

Un pulsómetro suele ser un dispositivo que más funcionalidades que una pulsera. La mayoría de las veces recoge casi todas las opciones que tenían las pulseras, y además añade muchas otras específicamente diseñadas para la práctica del deporte.

Así pues, además de controlar las pulsaciones, medir los pasos, calorías, pisos subidos y demás opciones típicas de una pulsera, podremos planificar entrenamientos, establecer rutas, programas entrenamientos complejos e incluso, en los modelos más avanzados, obtendremos métricas de cómo evoluciona nuestro estado de forma, el tiempo de debemos descansar entre cada sesión de entrenamiento o nos estimará nuestros tiempos posibles de carrera en base a cómo estamos entrenando.

Por lo tanto, se trata de dispositivos pensados para quienes, además de querer controlar su actividad diaria, buscan un reloj para la práctica del deporte.

Suele ser indicado para deportistas, ya sea running, ciclismo, natación o senderismo. En función de las funciones que queramos tener, estos modelos pueden presentar precios que oscilan entre los 70-80 euros en los modelos más sencillos, hasta más de 600 euros en los equipos más sofisticados.

Existen páginas webs especializadas como pulsometrosinbanda.com que recogen toda la información que existe sobre ambos tipos de dispositivos y donde podrás encontrar muchos más datos sobre cada modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *